Alumnos del Liceo de Putre aprenden programación computacional con el apoyo de fundación Chilenter

16
  • Niños de séptimo y octavo recibieron los conocimientos básicos para desarrollarse en este lenguaje, en una iniciativa que se replica a nivel mundial. Además, mujeres beneficiarias de Prodemu vivieron similar experiencia.

 

La aplicación con la que escuchas música en el celular, el sitio web donde pagas tus cuentas, la red social donde ves videos divertidos, el GPS que te ayuda a encontrar la mejor ruta, todo funciona gracias a personas con talento y que por supuesto sabían de programación computacional. Y ahora, tras ser parte de las capacitaciones de la “Hora del Código”, los alumnos de séptimo y octavo del Liceo Granaderos de Putre, también tienen las capacidades básicas para crear algo similar.

 

Fundación Chilenter, como embajadores de esta iniciativa de nivel internacional llamada la Hora del Código, escogió a la comuna de Putre para llevar estos talleres que enseñan de forma simple y entretenida a programar. “Parte de nuestra misión es acortar la brecha digital en el país, llevando tecnología a todos los rincones. Por eso vinimos hasta Putre, primero a donar 10 notebooks al Liceo Granaderos y otros 6 a al Prodemu local; y luego, en esta alianza tan virtuosa con Hora del Código, a enseñar cómo sacar el mejor provecho a estos equipos, a través de la programación”, cuenta la directora Ejecutiva de Chilenter, Irina Reyes.

 

La campaña Hora del Código es un movimiento mundial, sin fines de lucro, que llega a más de 180 países y este año se está realizando entre el 1 y el 8 de octubre a lo largo de todo Chile. Se trata de una clase en la que se incentiva el aprendizaje de la programación Computacional de  manera fácil y entretenida. El objetivo central es que los niños den sus primeros pasos en la programación y así desarrollen las habilidades informáticas, y también otras como la capacidad para resolver problemas, el pensamiento lógico y sobre todo la creatividad.

Los niños y niñas del liceo Granaderos que participaron de esta experiencia quedaron felices con lo aprendido, entusiasmados con los que estas nuevas herramientas, más su esfuerzo, práctica e imaginación, pueden lograr en el futuro. La idea es que los profesores del establecimiento, que también participaron de la capacitación, puedan replicar esta clase a otros cursos.

También a adultos

Si bien este curso está enfocado en niños y jóvenes, está diseñado para que personas de todas las edades puedan aprender. Es por eso que Chilenter invitó a un grupo de mujeres beneficiarias de Prodemu, a hacerse parte de la Hora de Código. Ellas ya habían tomado las clases de alfabetización que Prodemu imparte, y ahora con los conocimientos de programación podrán profundizar sus habilidades computacionales y, por qué no, abrir nuevas opciones laborales.

Cabe destacar que Chilenter (www.chilenter.cl) es un organismo sin fines de lucro, perteneciente a la red de fundaciones de la Dirección sociocultural de la Presidencia, al igual que Prodemu. Se dedica a la gestión sustentable de residuos electrónicos hace más de 14 años, reacondicionando y reciclando este tipo de aparatos. La colaboración de personas naturales, organizaciones del sector público y privado, quienes entregan sus equipos en desuso para ser reacondicionados y donados a escuelas u organizaciones sociales, o bien valorizados y reciclados. Es por eso que recientemente, la institución fue premiada en el foro APEC O2O  en Taipei, como “Mejor Iniciativa en Economía Colaborativa”.

 

This Campaign has ended. No more pledges can be made.